señorío de aldeavieja-vitalus.es-aldeavieja ibéricos-pura raza ibéricos-porcisan

MANO DE BUDA

El primer cítrico conocido en Europa, introducido por los ejércitos de Alejandro Magno.

 

La mano o dedos de Buda (derivado de la tradición budista, usado como ofrenda en sus templos) está documentada desde la época del Imperio Romano, donde la empezaron a utilizar como producto medicinal hasta que descubrieron sus dotes para la cocina.

Desde Roma llego a toda Europa y desde aquí, cruzo el charco hasta el continente americano por obra y gracia del imperio español.

Como casi todos los cítricos, sus hojas desprenden un agradable aroma a limón y sus flores un perfume muy intenso a azahar.

La corteza es gruesa y su sabor es dulce, y cortándolo a rodajas  puede ser un complemento ideal para ensaladas y platos diversos, elaboración de confitura, hay quien lo añade al gin&tonic.

 

.