EL JAMON IBERICO ESTA EXENTO DE TOXOPLASMA

Un estudio científico revela que la ingesta de jamón ibérico durante el embarazo no supone riesgo alguno de toxoplasma por el largo periodo de curación.

El Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (Teica), participado por la Consejería de Innovación de la Junta de Andalucía, firmó un acuerdo marco de colaboración científica y técnica con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

Este Centro tecnológico Andaluz ha realizado un estudio sobre toxoplasma en jamón curado y su posible consumo por las mujeres embarazadas; esto hará posible que los responsables médicos de toda España cuenten con un protocolo, avalado por un estudio científico, para informar a las mujeres embarazadas sobre el consumo de jamón.

El estudio que elabora Teica ya cuenta con las primeras conclusiones, afirmando que el consumo de jamón ibérico es positivo para las embarazadas, ya que por su proceso de curación no tiene riesgo de toxoplasmosis.

Este estudio concluye que los factores que eliminan la toxoplasmosis del jamón ibérico son el largo proceso de curación. El grupo social que abarca no es sólo en la mujer embarazada sino en su entorno familiar más cercano, ya que cuando se da esta situación nadie de la familia consume jamón.

En esta colaboración se da a conocer nuevos estudios sobre la importancia de la carne en la alimentación, ya que es un alimento tan completo y tan necesario como los demás.

La SEGO está constituida como Federación de las Sociedades de Ginecología y Obstetricia de las Comunidades Autónomas de España. Con más de 120 años de existencia, tiene el privilegio de ser la Sociedad Científica más antigua de la especialidad en Europa.