10 Cosas que no sabías sobre el jamón ibérico

10 Cosas que no sabías sobre el jamón ibérico

El jamón ibérico es, sin duda alguna, una de las estrellas de la gastronomía española, y una de las principales señas de identidad en el mundo.

Su origen se remonta a la Antigua Roma, donde ya se conservaban las patas de cerdo, demostrado por el hallazgo de un jamón fosilizado con más de 2.000 años de antigüedad en Tarraco (Actual Tarragona).

Para que este producto llegue a nuestra mesa, deben tratarse una serie de factores que comienzan en la cría del animal y acaban en la conservación de la pieza.

Estas son algunas curiosidades que no sabías sobre el jamón ibérico:

1. El Animal

La diferencia existente entre un cerdo blanco y uno ibérico viene de su código genético. Este le proporciona al ibérico unas infiltraciones de grasa que lo convierten en algo único.

2. La Montanera

La Montanera define a última fase de la cría del cerdo ibérico, pastando en libertad en las dehesas de nuestro país. Así se alimentan de manera tradicional a base de bellotas.
La Montanera puede tener una duración de hasta 6 meses.

3. Alimento

Según la alimentación del animal, podemos encontrar diferentes tipo de jamón. Empezando por el jamón de cebo, que procede de los cerdos que se alimentan de piensos. Sin embargo, en el caso de los jamones de cebo de campo, estos tienen que pasar la última parte de su vida en el campo. El jamón de bellota se obtiene de los cerdos con una alimentación basada en bellota, procedente de alcornoques y quejigos consumidos durante La Montanera.

4. Curación

La curación del jamón influye en varios factores, entre ellos la alimentación de los cerdos, su peso y la producción. Hay jamones que requieren un mínimo de 18 meses, pero hay casos de hasta 48 para llegar a su punto óptimo.

5. La etiquetado

En los jamones, la etiqueta ayuda a identificar el tipo de jamón que estamos comprando. De esta manera, el NEGRO corresponde al Jamón de Bellota 100% Ibérico; el ROJO al Jamón de bellota de 50% o 70% de raza ibérica, el VERDE al Jamón de Cebo de Campo Ibérico y el blanco Jamón de cebo ibérico 50% raza ibérica.

6. Denominación de origen

En la actualidad, existen 5 denominaciones en España: Guijuelo, Dehesa de Extremadura, Jabugo y Los Pedroches. ( Mira si tambien trevelez Granada. )

7. Conservación

Para una conservación óptima, lo mejor es que permanezcan colgados.

8. Partes del jamón

Una pata de jamón consta de diferentes partes: la maza (parte más ancha y jugosa), la babilla en la parte opuesta (más estrecha y fina), la punta o cadera y la caña.

9. Accesorios de corte

Es indispensable tener las herramientas correctas para el corte de este tipo de productos. Se necesita de un jamonero y un cuchillo especiales para hacer el corte más preciso de las lonchas.

10. Maridaje

La mayoría de los vinos combinan a la perfección con este producto. Al final, cada uno disfrutará del jamón ibérico con su vino favorito y todos estarán bien elegidos.

Estos son algunos trucos para ayudar a distinguir un buen jamón ibérico del que no lo es. Tan solo nos queda disfrutar de este sabor inconfundible, de esta joya de la gastronomía española.

 

The Ibérico Edit – El Secreto del Ibérico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.