señorío de aldeavieja-vitalus.es-aldeavieja ibéricos-pura raza ibéricos-porcisan

ALIMENTACIÓN EN EL EMBARAZO

Pautas de alimentación durante el embarazo

Durante el embarazo la alimentación debe ser completa y variada para conservar tu salud y la de tu hijo. Debes  llegar al embarazo con la mejor salud posible, unos niveles correctos de hierro y folatos, y un adecuado peso corporal. Se considera que a lo largo del embarazo tu peso aumentará entre 9kg y 12kg.

Así mismo, debes evitar la carencia de determinados nutrientes y potenciar la ingesta de alimentos ricos en ácido fólico, yodo, magnesio, vitaminas A y ácidos grasos esenciales para favorecer un desarrollo y crecimiento correcto del feto.

Se recomienda:

- Realizar cinco comidas al día y evitar los ayunos prolongados. No salgas nunca de casa en ayunas para evitar las naúseas, mareos  y sensación de fatiga. En cuanto a la cena, se recomienda que esta sea temprano para ayudar a hacer la digestión antes de irse a la  cama.

- Cocinar los alimentos a la plancha, al horno, hervidos o al vapor, sobre todo si presentas un aumento de peso excesivo.

- Aumentar el consumo de frutas, verduras, pan (preferentemente integral), pasta y legumbres.

- Tomar entre medio y un litro de leche diario (preferiblemente desnatada), o su equivalente en yogur o queso fresco.

- Las proteínas de los productos de origen animal y de las legumbres son básicas para la dieta de la embarazada.

- Comer con moderación alimentos ricos en azúcar como  pasteles, dulces, chocolate, caramelos…especialmente los de producción industrial.

- Se desaconseja el café, el té y las colas.

 

Las comidas han de ser ricas en alimentos muy diversos, en los que estén presentes, de manera abundante, los alimentos frescos, fundamentalmente cereales, frutas, verduras, pescado, carnes, huevos y lácteos.

Además, de cada grupo de los mencionados, es necesario incluir todo tipo de productos para asegurarse de que se está recibiendo toda la cantidad de nutrientes que se necesitan en este periodo clave de la vida. Es importante insistir en que no se puede consumir de un tipo de alimento en exceso ni, cómo no, que falte cierto producto en la dieta.

Para el correcto desarrollo del feto es suficiente con incrementar 250 calorías más a la dieta diaria que provengan, preferiblemente de alimentos proteicos como el jamón ibérico.

Mantenerse hidratada también es indispensable. Para ello es muy importante beber mucha agua y otros líquidos.

¡Tienes 9 meses para cuidarte a tope!